fbpx

Cirugía de Afirmación de género

Afirmacion de Genero

Como quieres ser

La identidad de género es la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente.

Nuestro marco legal garantiza el derecho de autodeterminación de género de las personas que manifiesten una identidad de género sentida diferente a la asignada en el momento del nacimiento.

Existen evidencias científicas que demuestran que la Cirugía elimina la Disforia de Género.

Mujer trans

Feminización facial
Feminización facial
Aumento de pechos
Aumento mamario
Vaginoplastia
Vaginoplastia
Remodelación corporal

Feminización facial

El proceso de feminización facial consta de diferentes cirugías dependiendo de la paciente.

  • Rinoplastia: Debemos buscar reducir el tamaño de la nariz, que debe ser proporcionada con los cambios de la frente y con el tercio inferior. La punta será más recta y ligeramente elevada, ajustaremos la posición del radix y estrecharemos la base de los huesos propios.
  • Cirugía de Reducción de Seno Frontal
  • Cirugía de Pómulos, Cirugía de Mandíbula y Mentón.
  • Remodelación de Arcos Orbitarios y Cejas.
Feminización facial
Aumento de pechos

Aumento mamario

Más de 20 años de experiencia colocando implantes mamarios de suero lisos por una mínima cicatriz en axila. Es una cirugía rápida (unos 60 minutos) No utilizamos drenajes y el cierre del abordaje axilar lo completamos con sutura adhesiva sin puntos externos.

Vaginoplastia

Hoy en día las distintas técnicas de vaginoplastia incluyen: la inversión de la piel del pene, el trasplante rectosigmoidal pediculado y el injerto libre de piel para forrar la neovagina. La sensación sexual es un objetivo importante en la vaginoplastia, junto con la creación de una vagina funcional y estética.

La vaginoplastia mediante la inversión de piel del pene se considera actualmente la técnica de elección para las pacientes que precisan cirugía genital de confirmación de sexo. Por norma general, en cualquier paciente transgénero que, cumpliendo con los estándares asistenciales, decida someterse a una vaginoplastia, ésta será la primera técnica a tener en cuenta. Para poderse someter a una vaginoplastia por inversión peneana la paciente deberá tener un pene con unas dimensiones mínimas (al menos 12 centímetros estirando la piel del pene y contando desde el ángulo peno-cúbico a la punta del prepucio) y una buena calidad de la piel peneana. En todo caso siempre será el cirujano quien debe valorar todas las circunstancias, así como el historial médico de la paciente y la idoneidad de la técnica a seguir.

Los procedimientos quirúrgicos genitales para la paciente que se somete a esta cirugía incluirá: orquidectomía, penectomía, vaginoplastia, clitoroplastia y labioplastia. La exéresis testicular, la amputación del pene y la modificación y transposición de tejidos, hace que la intervención una vez se realice sea IRREVERSIBLE.

CÓMO SE REALIZA:

La intervención suele durar entre 6 y 8 horas, más los tiempos de preanestesia, preparación de la paciente y recuperación inmediata después de la cirugía. Se realizará bajo anestesia general. La operación se inicia abriendo el pene con un corte en la línea media dejando los cuerpos cavernosos y el pedículo vasculonervioso a la vista. Parte del glande se usará para formar el clítoris.

La mayor parte de la piel del pene es recolocada para formar las paredes vaginales. El resto de los elementos peneanos que comprenden los cuerpos cavernosos (cuya función es la erección) y parte de la uretra peneana son eliminados.

La uretra (o conducto urinario) es acortada y se redirige para emerger en su posición normal, justo delante de la nueva apertura vaginal. Los cordones espermáticos son seccionados y los testículos, eliminados, aunque la piel del escroto que los envuelve y la piel de las áreas circundantes se usarán para formar los labios mayores y menores. El escroto sobrante, tras reconstruir los labios mayores, se utiliza para formar un tubo de piel que se añade a la porción final del pene para aumentar la profundidad vaginal en algunos centímetros. El espacio anatómico donde se situará la vagina se encuentra entre la vejiga urinaria y el recto (parte final del intestino grueso). Esta es la parte técnicamente más compleja, pues existe el riesgo de perforar el intestino.
Una vez formado el espacio donde se localizará la vagina, se colocará la piel peneana invertida formando así las paredes vaginales. La profundidad vaginal depende de cada paciente y los elementos que la determinan son la cantidad de piel peneana disponible (que dependerá del tamaño inicial del pene y de la cantidad de piel escrotal para injertar) y la disposición anatómica de los órganos internos. La intervención finalizará con la colocación de un conformador blando de silicona en la cavidad vaginal y un vendaje compresivo. El primer cambio de apósitos se realizará al día siguiente de la intervención. El conformador se mantendrá, al igual que la sonda uretral durante aproximadamente 5 días. Durante ese tiempo la paciente deberá mantenerse encamada.

Después de la vaginoplastia y de su recuperación, la paciente presentará una vagina lo más funcional y anatómica posible con una estética aproximada, dentro de las limitaciones anatómicas y funcionales, a la de una mujer biológica. Usted probablemente necesitará algún tipo de lubricación para cualquier actividad sexual penetrativa. Algunas personas alcanzan cantidades moderadas de lubricación prostática, pero por lo general deben complementarla.

La Cirugía de Reasignación Sexual tiene como objetivo conseguir unos genitales externos femeninos, lo más similares posibles desde un punto funcional y anatómico.

Vaginoplastia

Remodelación corporal

Mediante liposucción, injertos de grasa propia de la paciente y determinados implantes, se puede conseguir la remodelación corporal de zona glútea, abdominal, gemelar y torácica.

Hombre trans

Masculinización facial
Masculinización facial
mastectomia
Mastectomía
Cirugia-Metoidioplastia
metoidoplastia
Cirugia-Faloplastia
Faloplastia

Masculinización facial

El proceso de masculinización facial consta de diferentes cirugías dependiendo del paciente.

  • Cirugía de Remodelación Seno Frontal y Frente
  • Cirugía de Mandíbula y Mentón.
  • Rinoplástia
Masculinización facial
mastectomia

Mastectomía

La cirugía de mastectomía es la cirugía más precoz del proceso de transición.

No es necesario cumplir el tratamiento hormonal antes de la cirugía.

Se utilizan básicamente dos técnicas de eliminación de glándula mamaria y la elección de la técnica dependerá del desarrollo mamario alcanzado y de la elasticidad de la piel.  En las mamas pequeñas realizaremos la mastectomía mediante un pequeño abordaje peri-areolar y en las mamas grandes con piel laxa será necesario realizar una resección cutánea en uso asociado a injerto de areola. La liposucción nos ayudará a remodelar el contorno torácico según las características del paciente.

Metoidoplastia

La metaidoplastia es una cirugía alternativa a la faloplastia. En menos de 4 horas de cirugía daremos a los genitales un aspecto masculino. Consiste en   una plastia de alargamiento del clítoris y una prolongación de la uretra hasta la punta del nuevo pene.

Cirugia-Metoidioplastia
Cirugia-Faloplastia

Faloplastia

La cirugía de afirmación de género mujer-hombre tiene por objeto la reconstrucción de unos genitales lo más estéticamente parecidos a un pene y escroto, con capacidad de preservar la sensibilidad táctil y erógena, que permita la micción de pie y la penetración durante el contacto sexual. La FALOPLASTIA mediante colgajo cutáneo de antebrazo es la técnica de elección en la reconstrucción de pene. Se trata de una cirugía compleja, técnicamente difícil, precisa múltiples intervenciones, consigue un resultado estético no satisfactorio para algunos pacientes y no está exenta de riesgos. A pesar de que existen distintas variantes quirúrgicas de FALOPLASTIA, ninguna ha sido aceptada como el mejor método.

La faloplastia es un procedimiento que se realiza en varias intervenciones. La intervención principal tiene una duración de más de 8 horas y corresponde a la reconstrucción del neofalo mediante la transposición microquirúrgica a los vasos femorales de un colgajo vascularizado con una neouretra en su interior utilizando la técnica de “tubo en tubo”. El colgajo radial de antebrazo se considera la técnica de elección. Deja una cicatriz muy visible que ocupa casi todo el antebrazo, desde el codo a la muñeca, afectando a la cara anterior y posterior del mismo. En esta fase se consigue un neofalo flácido que permitirá orinar de pie, pero no permitirá la penetración en el coito hasta que se implante una prótesis de pene.

La segunda intervención corresponde a la colocación de una prótesis de pene tipo PRÓTESIS INFLABLE ZSI 475 FTM e implantes testiculares.  Este tiempo debe realizarse cuando el pene tenga sensibilidad en toda su extensión, a veces 8 o 9 meses después de la creación del neofalo. La penetración en el coito sólo será posible con la prótesis peneana.

Si se plantea la histerectomía y anexectomía (exéresis de útero y ovarios) se recomienda que se realice en una intervención previa a la FALOPLASTIA. La exéresis de útero y vagina son intervenciones opcionales para el paciente. La exéresis de vagina, si se realiza se debe hacer junto con la primera cirugía de alargamiento uretral y escrotoplastia.

La extirpación y cierre de la vagina, la creación y alargamiento de la uretra mediante transposición de tejidos locales y la creación de un escroto hacen que la intervención una vez se realice sea irreversible.

Implantes de pene

En diciembre de 2017 realizamos la primera implantación en España del implante de pene PRÓTESIS INFLABLE ZSI 475 FTM  específico para pacientes trans.

Faloplastia en erección

(Colgajo  antebrazo + Implante de neopene hidráulico ZSI de 18 cm)